www.holamama.net | El blog de la revista familiar de Almería
Menu
Te encuentras en:  Inicio » Bebes y niños » Picaduras de medusa

Picaduras de medusa

Publicado hace 4 meses  |  588 lecturas
Compártelo
Clasificado en: Bebes y niños
Escrito por:
Irene Alías Hernández
Pediatra. Col. Nº 04/04425

Comienza el buen tiempo, se acerca el verano, y con el calorcito comienzan a llegar a las playas las medusas…

Las medusas, son unos seres muy primitivos, que tienen cuerpo y tentáculos. En ellos hay unas capsulas llamados nemacistos, que ante el contacto con una superficie con distinta temperatura a la suya (como puede ser el cuerpo humano) o al contacto con agua dulce, liberan una sustancia muy irritante que se inyecta en la piel una importante reacción cutánea,pudiendo aparcer dolor, picor, enrojecimiento, inflamación, vesículas, y menos frecuentemente, vomitos o mareo.

Los niños además, son un grupo de mayor riesgo, ya que en proporción, para ellos, la superficie de piel afectada es mayor que en un adulto, y además tienen la piel más fina, por lo que el líquido irritante la atraviesa mejor.

¿Cómo podemos evitar las picaduras de medusas?

-Se deben de seguir siempre las recomendaciones de los vigilantes de la playa: teniendo precaución si hay bandera amarilla, y no bañarnos si existe bandera roja (aunque normalmente estas recomendaciones se basan en las malas condiciones del agua, a veces también avisan de peligros como la existencia de bancos de medusas.

-Cuando exista una proliferación de medusas, no bañarnos, ni caminar por la orilla de la playa

-No tocar las medusas muertas que haya en la arena, ni fragmentos de ellas.

- EL uso de protección solar, además de protegernos de la radiación del sol, también tiene un cierto efecto como barrera frente a las medusas.

-Aquellas personas que tengan que permanecer un tiempo prolongado en el agua, pueden utilizar prendas protectoras (trajes de neopreno, lycra).

¿Qué hacer cuando nos pica una medusa?

 -NO rascar ni frotar la zona afectada, ni echarle arena, pues empeorará.

-Lavar con agua salada. Nunca echarle agua dulce, ya que liberarámás sustancia irritante.

-No aplicar amoniaco ni orina

-  Intentar retirar los restos con pinzas o raspando con un plástico duro (ejemplo una tarjeta de crédito)

-Cuidado con alérgicos a otras sustancias, animales o alimentos, podrían reaccionar de una forma más intensa.

- Desinfecta las lesiones con un antiséptico: Clorhexidina, Betadine…

-La aplicación de hielo de forma indirecta (a través de una bolsa de plástico o un trozo de tela) ayuda a aliviar el dolor.

- Si tiene mareos, vómitos, malestar o calambres acude al centro sanitario más cercano.