www.holamama.net | El blog de la revista familiar de Almería
Menu
Te encuentras en:  Inicio » Bebes y niños » Protección solar en los niños

Protección solar en los niños

Publicado hace 3 meses  |  1612 lecturas
Compártelo
Clasificado en: Bebes y niños
Escrito por:
Irene Alías Hernández
Pediatra. Col. Nº 04/04425

En los últimos años hemos experimentado un aumento alarmante de casos de cáncer de piel.

Las radiaciones solares pueden provocar quemaduras, envejecimiento cutáneo precoz y desarrollo de cataratas oculares.

Los bebés y los niños más pequeños son más sensibles a los efectos de la radiación solar, por ello es muy importante no correr riesgos.

Los bebés menores de 6 meses, en principio, no deben de ir a la playa, y si lo hacen debería ser solo a última hora del día cuando el sol ya se está retirando, debido a que su piel es muy sensible, se quema con facilidad, y además tiene riesgo de deshidratarse si hace mucho calor.

En general, debemos de evitar la exposición prolongada al sol en niños pequeños, especialmente en las horas centrales del día (de 12-17horas), por el alto riesgo de quemaduras.

¿Cómo debemos protegernos del sol?

- Buscar sombras o espacios abiertos, utilizar sombrillas

- Emplear gorros o sombreros

- Utilizar ropa que cubra parte del torax y piernas

- Uso de gafas de sol con filtro para rayos UV

- Utilizar cremas con filtro solar

-En los menores de 3 años, es recomendable usar siempre gorro y ropa fresca de algodón, y ofrecerles agua con frecuencia para evitar que se deshidraten.

¿Qué crema de protección solar usar debemos usar en niños?

Existen 2 tipos de protectores solares

-Los filtros físicos, son los recomendados en los primeros 6 meses. Tienen efecto de barrera, reflejando la radiación en la piel sin penetrar en ella, y son activos desde el momento de su aplicación. El inconveniente, es que suelen ser cremas más espesas, y difíciles de extender, y no son resistentes al agua, por lo que hay que repetir su aplicación con frecuencia.

-Los filtros químicos, han de tener una protección mayor de 30, lo ideal 50, y ser infantiles. Suelen tardar en actuar unos 20 minutos desde su aplicación, por ello se deben de aplicar antes de ir a la playa. Pueden ser resistentes al agua, aún así, se recomienda repetir su aplicación cada 2-3 horas.

¡Disfrutad de la playa y del verano, pero siempre tomando las medidas oportunas para proteger nuestra piel y la de los mas pequeños¡