www.holamama.net | El blog de la revista familiar de Almería
Menu
Te encuentras en:  Inicio » Mujer » Me duele la ingle y estoy embarazada

Me duele la ingle y estoy embarazada

Osteoporosis transitoria de la cadera

Publicado hace 1 mes  |  463 lecturas
Compártelo
Clasificado en: Mujer
Escrito por:
Dr. Antonio Ríos Luna
Especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica

La osteoporosis transitoria de la cadera (OTC) es una entidad rara, de curación espontánea de etiología desconocida. Curtiss y Kinkaid en 1959 describieron por primera vez la presencia de osteopenia radiológica en la cadera de tres mujeres en el último trimestre de gestación. Desde entonces sólo se han registrado en la literatura 200 casos, algunos de ellos con diferentes denominaciones como algodistrofia de cadera y osteolisis transitoria.

Osteoporosis transitoria de la cadera

 

¿Es cosa de mujeres únicamente?

Clásicamente, suele afectar a hombres de mediana edad y a las mujeres casi exclusivamente en el tercer trimestre de embarazo, siendo más frecuente en los primeros en una proporción de 3 a 1.

¿Qué lo produce?

La etiología y patogénesis es desconocida. Se han involucrado a virus, factores neurológicos, metabólicos o inflamatorios, pero sin confirmarlo. Las biopsias de la zona muestran tejido óseo normal; el líquido articular es estéril. En la embarazada puede deberse a cambios hormonales o químicos; otros afirman que se debe a la compresión del nervio obturador por la cabeza del niño, hipótesis que se desechó al ser el electromiograma normal en todos los pacientes.

¿Cómo se inician los síntomas?

Se caracteriza por cursar con dolor en la ingle, agudo, progresivo e incapacitante sin antecedentes de traumatismo.

En ese momento la paciente acude a su médico y si está embarazada no se hace ningún estudio radiológico. Sin embargo, alrededor de un mes tras el comienzo de los síntomas (período ventana), y una vez dado al luz, los estudios radiológicos revelan una desmineralización y descalcificación de cabeza y cuello femoral sin que afecte al espacio articular. Suele afectar a la cadera de forma unilateral, siendo rara la bilateralidad. Se trata de un proceso autolimitado que concluye una vez que finaliza la gestación, aunque puede recurrir en futuros embarazos en la misma cadera o en la contralateral. En 1/3 de los casos la coxalgia es bilateral. No hay una historia previa de traumatismo, infección u otra patología asociada. En la exploración clínica no hay datos relevantes, al tener un rango de movilidad dentro de lo normal, los parámetros de laboratorio son anodinos, salvo la hidroxiprolina y la VSG que pueden estar elevadas pero es un hallazgo normal en las embarazadas.

Puede volver a provocar dolor en otras articulaciones además de en la cadera, constituyendo una entidad llamada osteoporosis migratoria. Es obligado hacer diagnóstico diferencial con otras patologías con un cuadro clínico similar. La más frecuente es la necrosis avascular de cabeza femoral. Su resolución suele ser espontánea a los 6–8 meses desde el inicio del cuadro, tanto desde el punto de vista clínico como radiológico, habiendo permanecido el paciente en descarga y con un tratamiento sintomático del dolor con antiinflamatorios.

No hay cambios artrósicos ni alteraciones en el espacio articular. Al final del proceso se comprueba la remineralización completa de la cadera.

¿Tiene tratamiento?

El tratamiento consiste en proteger la carga de la pierna, caminando con 2 bastones y asociar analgésicos o AINES para tratar el dolor. La calcitonina o los antiinflamatorios no acortan el período clínico de la enfermedad. En conclusión, la OTC es una entidad benigna y autolimitada. Su diagnóstico suele ser por exclusión debiendo incluirla como etiología posible en el diagnóstico diferencial de la cadera dolorosa. La RMN es la prueba más sensible y específica para su diagnóstico, siempre apoyados por un estudio de laboratorio completo y una exhaustiva exploración.