www.holamama.net | El blog de la revista familiar de Almería
Menu
Te encuentras en:  Inicio » Salud » Ablación por radiofrecuencia

Ablación por radiofrecuencia

Un tratamiento alternativo al cáncer de mama

Publicado hace 1 mes  |  37 lecturas
Compártelo
Clasificado en: Salud
Escrito por:
Dr. Martín García
Médico radiólogo - Clinica Tecnológica Médica

Lo que hace apenas pocos años eran investigaciones y ensayos clínicos sobre nuevos procedimientos para tratar el cáncer de mama hoy son ya una realidad que se aplica con éxito y gran eficacia en pacientes que han recuperado su vida y su salud. Se trata de la técnica de ablación por radiofrecuencia (ARF) en el tratamiento de tumores localizados de mama, una opción cuando la cirugía no es posible.

Ablación por radiofrecuencia

 

Hasta hace poco tiempo las pacientes con cáncer de mama en estadios I y II sólo tenían una posibilidad, el tratamiento basado en la extirpación quirúrgica del tumor y tejido circundante asociada a la linfadenectomía axilar y complementada con radioterapia.

Los avances de la tecnología han permitido que surjan otras alternativas a la cirugía conservadora que son menos agresivas y entre ellas, la ablación por radiofrecuencia es la que ha alcanzado una mayor difusión porque requiere cirugía hospitalaria y ambulatoria.

En CTM es ya una realidad

Clínica Tecnológica Médica, CTM, “ya ha empleado en algunas pacientes la última tecnología para tratar el cáncer de mama a través ablación por radiofrecuencia” como nos ha explicado el médico radiólogo Martín García, director de CTM. El protocolo aceptado es la detección precoz del tumor ya que el tamaño del tumor es crucial. Para ello es necesario seguir los controles de detección y una vez localizado es imprescindible la biopsia.

La Clínica CTM, es la única que dispone de medios necesarios para hacer biopsia con esteroataxia dirigida con RM, que aporta la posibilidad de biopsia en tumores menores del cm con gran exactitud y fiabilidad.

El doctor Marín García avanza que se puede proceder a su tratamiento por radiofrecuencia “Una vez diagnosticado el tumor y si se trata de un carcinoma ducal siempre que tenga menos de 3 cm”.

“En nuestra clínica CTM hemos tratado a varios pacientes, remitidos por cirujano de mama y oncólogo, realizando siempre cirugía post-ablación de las zona limítrofe al tumor y tratamiento coadyuvante con quimioterapia y/o tratamiento hormonal, haciendo seguimiento de los resultados del tratamiento con RM de mama”, reconoce el director de la Clínica Tecnológica Médica.

Los resultados han sido satisfactorios en los casos tratados, no han necesitado radioterapia y en la actualidad están libres de enfermedad.

El procedimiento menos agresivo

La ablación por radiofrecuencia es un tratamiento mínimamente invasivo mediante el cual se destruyen tumores in situ utilizando la coagulación térmica y la desnaturalización proteica. La corriente eléctrica alterna de alta frecuencia pasa a través de una sonda que contiene electrodos desplegables que se introducen directamente en el tumor liberando energía en su interior, lo que provoca un movimiento iónico dentro de la célula que desencadena el calentamiento por fricción.

Ablación por radiofrecuencia

 

Las ventajas de este tratamiento es que es menos agresivo y se debe de hacer con agujas de radiofrecuencia con punta especial diseñada para la mama. Las indicaciones aceptadas en la actualidad, son en el cáncer ductal menor de 3 cm y siempre en unidades multidisciplinares dirigidas por oncólogos y radioterapeutas, que aporten tratamiento coadyuvante.

También esta indicado en pacientes ancianos que han declinado la cirugía o es un tumor irresecable, con metástasis en otro órganos siendo posible el tratamiento de ambos en el mismo acto. En la actualidad la ablación se esta haciendo en quirófano a cielo abierto, como alterativa a la resección. Lo que nosotros aportamos desde CTM es la posibilidad de hacer el tratamiento guiado con RM.

Los datos

Anualmente, en nuestro país se diagnostican unos 16.000 casos de cáncer de mama al año. La tasa de incidencia ajustada por edad en 1998 era de 67 por 100.000. Los programas de detección precoz han logrado modificar el patrón diagnóstico de los cánceres detectados, aumentando el porcentaje de casos detectados en estadios iniciales (tumores de pequeño tamaño y/o sin afectación ganglionar).

Las tasas de detección inicial de cáncer de mama en los programas de cribado establecidos varían entre un 4 y un 6 por 1.000 exploradas en primera ronda de cribado, con tendencia posterior a reducirse al 3 ó 4 por 1.000 en rondas sucesivas. El 70% de los tumores detectados tenían un tamaño inferior a 2 cm, y el 73% no tenían afectación ganglionar. La detección precoz del cáncer de mama con tecnología adecuada y con un equipo de médicos implicados en cada caso es una realidad que planta cara una enfermedad que cada vez cuenta con más avances para controlarla.