www.holamama.net | El blog de la revista familiar de Almería
Menu
Te encuentras en:  Inicio » Salud » La importancia del diagnóstico en odontología

La importancia del diagnóstico en odontología

Sin un diagnóstico adecuado no es posible hacer un tratamiento adecuado

Publicado hace 11 meses  |  693 lecturas
Compártelo
Clasificado en: Salud
Escrito por:
Dr. Javier Andújar López
Odontólogo y Director médico Cinirehab

Uno de los avances más importantes en la odontología de hoy en día, es la posibilidad de hacer un buen diagnóstico, gran parte de los desastres del pasado, gran parte de los dientes que se han perdido en la historia de la odontología, pudieron haberse salvado si se hubiese hecho un buen diagnóstico.

Mujer en dentista

En odontología se han extraído piezas dentales sanas, se han realizado obturaciones que precisaban endodoncias, así como, endodoncias que no eran necesarias, se han colocado restauraciones protésicas con raíces incluidas….multitud de malas actuaciones por no llegar a un diagnóstico correcto.

Definimos diagnóstico como el procedimiento por el cual se identifica una enfermedad dental o bucal. Para llegar a ello se necesitan dos circunstancias interdependientes:

  1. Conocimiento y preparación del profesional que nos trate.
  2. Disponer de los medios diagnósticos adecuados que nos ayuden a confirmar dicha enfermedad gracias a la correcta interpretación de las pruebas realizadas.

El DIAGNOSTICO se basa en:

  • La Historia Clínica: antecedentes familiares y personales, síntomas y evolución de los mismos, sensibilidad al frío y calor…
  • Inspección de la cavidad bucal. Palpación de toda las zonas bucales.
  • RX: periapicales, aletas de mordida, telerradiografía y sobre todo la ORTOPANTOMOGRAFÍA.

En nuestra clínica dental especializada ORALREHAB la primera vez que acude el paciente, se le realiza una historia clínica detallada, inspección, palpación y siempre una ORTOPANTOMOGRAFÍA antes de empezar a tratarse. Sin hacernos una idea del estado general de su boca y de sus dientes no empezamos el tratamiento.

En esta profesión no es suficiente con que el odontólogo mande al paciente a hacerse radiografías, escáner o un DSD (diseño digital de sonrisa) ellas por si solas no dicen nada, las pruebas complementarias hay que saber interpretarlas. Estas herramientas no solo son para hacer un buen tratamiento, sino también para prevenir, es decir, para interceptar problemas antes de que haya destrucción del diente, hueso de soporte, maloclusiones esqueléticas tempranas, así como, falsas expectativas estéticas al paciente. Es entonces cuando una buena interpretación y examen clínico correcto, pueden evitar posteriores tratamientos. La Medicina Preventiva es la más eficaz y económica. Siempre es mejor prevenir que curar y por supuesto el retratamiento es más difícil y costoso que el buen tratamiento realizado desde el principio.

Preparación profesional y medios adecuados, claves para un diagnóstico correcto

A veces damos poca importancia a la odontología, nos basamos en si un tratamiento vale más o menos dinero, sin pedir pruebas diagnósticas. No valoramos la importancia que puede tener una enfermedad dental o bucal y su repercusión en el resto del organismo.

Una persona va al médico, en este caso al odontólogo porque tiene un problema de salud y acude a él por sus conocimientos, porque piensa que tiene además los medios diagnósticos adecuados y sabe interpretar los resultados y por ende que le puede solucionar su patología con un tratamiento adecuado.

Una afectación dental mal tratada, por no ser diagnosticada adecuadamente puede tener graves consecuencias para la salud como infecciones generalizadas, endocarditis bacteriana, artritis reumatoide y fiebre reumática, abscesos cerebrales, enfermedad genitourinaria (nefritis, cistitis, pielonefritis), enfermedad pulmonar, enfermedades de la piel (alopecias), enfermedad oftálmica (iridouveitis, retinopatías)…

La Organización Mundial de la Salud advierte que un diente enfermo amenaza a todo el organismo (el corazón, los pulmones, los riñones, los ojos, las articulaciones, la piel…).

El dolor dental agudo es una de las principales causas para acudir al dentista, muchas veces el dolor no es localizado (pulpitis iniciales). A veces por equivocación se extrae una pieza dental sana, o se hace endodoncia de una pieza dental no afectada y todo por no hacer las exploraciones radiológicas, térmicas o anestésicas adecuadas. El resultado: no solucionamos el problema, seguimos con el dolor, hemos afectado una pieza sana (el peor de los tratamientos) y nos va a costar veinte veces más por no hacer un diagnóstico adecuado.

Otras veces una inspección defectuosa nos impide ver lesiones precancerosas en la cavidad oral: leucoplasias (manchas blancas que no se eliminan con raspado), liquen de la mucosa bucal, eritroplasias (placas de color rojo no atribuible a otra patología), queilitis crónicas, ulceras de más de quince días de evolución sin causa determinada.

sonrisa perfecta

A MODO DE CONCLUSION

El tratamiento multidisciplinario en odontología nos lleva a optimizar resultados clínicos, brindándonos una visión más amplia de las posibilidades de tratamiento hacia los pacientes.

En la resolución de los casos es fundamental un adecuado diagnóstico de las patologías orales que pueden afectar al paciente, es por ello que el odontólogo general debe de conocer todas las áreas de la odontología y así realizar un adecuado diagnóstico, así mismo consultando con los demás especialistas realizar un adecuado plan de tratamiento para el beneficio del paciente.

Las rehabilitaciones orales estéticas del frente anterior con carillas feldespáticas, composites estratificados y blanqueamiento ambulatorio ofrecen a los pacientes una buena posibilidad tanto funcional como estética ya que este tipo de restauraciones presentan buenas propiedades tanto mecánicas como ópticas.

 

FOTOS FOTOS FOTOS FOTOS FOTOS

 

 

El conocimiento de los principios estéticos, de proporción y armonía de los dientes naturales permite que el clínico pueda detectar factores que alteran la estructura de la sonrisa y de esta manera poder planificar su resolución.